Nuevo producto

10000 artículos

Bonsái Sageretia

65,00€

76,47€ impuestos inc.

-15%

Más

Cuidados:

Insolación. Necesita una buena luminosidad. En las regiones cálidas puede ser trasladada al exterior durante el verano, escogiendo un lugar semisombreado. En invierno, colocar la planta en lugar luminoso.

Temperatura: Este arbusto, similar al los árboles de invernadero, ama el calor. En invierno la temperatura puede descender hasta los 12°.

Ventilación. No soporta las corrientes de aire.

Maceta. Medianamente profunda no esmaltada.

Limpieza. Eliminar los brotes del tronco y las hojas amarillentas.

Crecimiento. Muy lento en cuanto al tronco. El follaje y las ramificaciones se desarrollan rápidamente.

Trasplantado. Cada 2 años en primavera (abril-mayo) cortar la mitad de las raíces y colocar en una maceta ligeramente mayor a la anterior.

Tierra. 1/4 de tierra de brezo, 1/4 de mantillo, 1/4 de tierra vegetal y 1/4 de arena de río o tierra volcánica.

Poda:
Poda de ramitas: Durante el período vegetativo, cortar los nuevos brotes dejando sólo 2 ó 3 pares de hojas en cada ramita.
Poda de ramas: Podar las ramas rotas, estropeadas o poco estéticas. Si no se poda la sageretia, aparecerán unas florecillas blancas y blandas en las inserciones foliares que fatigarán el árbol.

Alambrado. Este arbusto se puede alambrar durante el otoño. El alambre no debe permanecer más de 6 u 8 semanas.

Riego. Más abundante en verano que en invierno. Mantener una ligera y constante humedad sobre la superficie de la maceta. Necesita un buen drenaje.

Vaporización. Vaporizar cada día. En invierno cultivarlo sobre una bandeja llena de agua y gravilla.

Abonado. En primavera y en otoño un abono orgánico de descomposición lenta. Alternar el abono sólido y líquido.

4 productos más en la misma categoría: